Recomendaciones para elegir un acondicionador de aire:

Siempre elegí productos cuya etiqueta energética sea de clase A.

Para saber qué equipo se ajusta más tus necesidades, hay que considerar varios factores:

      • Las dimensiones del ambiente a climatizar:

      • La cantidad y superficies de las ventanas de la habitación. También es importante fijarse si poseen protección, como cortinas, toldos o la sombra de edificios o árboles.
      • El clima de la zona donde vivís.

Recomendaciones de ahorro:

Elegir un acondicionador de aire eficiente no es suficiente para lograr el ahorro de energía, también es importante su uso responsable.

      • Usalo solo cuando sea necesario. Intentá disminuir su tiempo de uso.
      • Mantené los filtros del equipo limpios y realizá un mantenimiento periódico para que el equipo trabaje en las condiciones adecuadas.
      • Cerrá puertas y ventanas de la habitación para evitar pérdidas.
      • Asegurate que no dé el sol sobre el equipo.
      • Desconectá el equipo cuando no lo estés usando.

Al enfriar:

      • Protegé las ventanas de la radiación solar, de esta forma ingresará menos calor a la vivienda y el consumo energético requerido para enfriarla será menor. Por ejemplo, colocá cortinas blancas o de colores claros, ya que no absorben la radiación solar y evitan que aumente la temperatura de la habitación.
      • No pongas el aire a temperaturas menores de 24°. Enfriar la habitación de forma exagerada malgasta electricidad y no es bueno para la salud. Cada grado suplementario que bajás, aumenta el consumo de energía en un 7%.
      • Si es posible, elegí un ventilador de techo.

Al calefaccionar:

      • No pongas el aire a temperaturas mayores a 20°C. Cada grado que aumentás representa un 7% más de consumo energético.
      • Aprovechá la luz solar para calentar el ambiente y así disminuir la energía requerida por el equipo para la calefacción.
      • De noche, cerrá persianas, postigones, cortinas o cualquier elemento que exista en las ventanas. Esto evitará la pérdida de calor.