Recomendaciones para elegir un calefón a gas:

Es preferible elegir productos clase A que no posean piloto permanente.

A la hora de comprar un calefón considerá los siguientes factores:

    • La cantidad de integrantes de la familia.
    • El número de baños que posea el hogar.
    • Presión de la red de agua.
    • Tipo de gas.

Los calefones sin llama piloto pueden tener encendido electrónico manual o automático, esta información es dada por el fabricante en la descripción técnica de los equipos.

Recomendaciones de ahorro:

    • Regulá la temperatura del agua caliente ajustando la llama del calefón, o abriendo más la canilla, pero evitá mezclarla con agua fría: así ahorrás gas y prolongás la vida útil del artefacto.
    • Utilizá el agua caliente necesaria: al desperdiciarla estás derrochando gas y también agua.
    • Si tu calefón funciona con un piloto permanente, podés reducir sustancialmente el consumo apagando el artefacto cuando no se lo utiliza.
    • El calefón consume al menos un 30% menos de energía que un termotanque, ya que calienta el agua solo cuando es necesario.

Siempre para la instalación de un artefacto a gas consultá un gasista matriculado.