¿Por qué es importante que en 2019 Argentina tenga una Ley de Energía Solar Térmica?

  • Por mariano
  • Publicado hace 25 días

29 de marzo de 2019

¿Por qué es importante que en 2019 Argentina tenga una Ley de Energía Solar Térmica?


En una entrevista para Energía Estratégica Argentina, Cristian Wallace, Cofundador de Enersol Ingeniería, Miembro de la comisión de Energía Solar de IRAM y Asesor en energías renovables de proyectos del IIPAC-FAU – UNLP para CONICET, da su opinión al respecto y hace un diagnóstico del mercado.

¿Por qué es importante que la Argentina tenga una Ley de Energía Solar Térmica?

El hecho de tener legislado el sector solar térmico genera automáticamente, con esta tecnología, el potencial de ahorro en el sector residencial que representa el 20% del consumo de gas de red (sin tener en cuenta otras externalidades).

Además, daría el inicio a una carrera de competencia, desde la fabricación de sistemas compactos, placas planas y componentes, hasta la importación (pero con las certificaciones IRAM correspondientes).

Desde el despacho de la senadora Verasay señalan que este año trabajarán para reflotar el proyecto de Ley presentado en 2018. ¿Qué opinión le merece a esa propuesta?

Creo que es una buena noticia, ya que además de las ventajas citadas, traccionaría el desarrollo de la formación formal, ya que han trabajado sobre los perfiles para la formación continua en el INET; además de establecer presupuesto del Tesoro Nacional para su aplicación.

¿Dónde deberían estar enfocados los incentivos para que se motorice el mercado?

El mercado tiene demanda y varios incentivos naturales, ya sea por tarifa (necesidad de ahorrar), o por la “no disponibilidad de energía” (necesidad de resolver un problema): el 60% de la población no tiene gas de red según datos del ENARGAS.

De todas maneras, eso no significa que no se pueda incentivar aún más el mercado. Inicialmente, creo que desde la oferta, con tasas atractivas para fabricar con la obligación de realizar las certificaciones IRAM; y, luego desde la demanda, con tasas atractivas para crédito.

Igualmente creo que esto último se puede dejar como ventaja competitiva para los oferentes finales que sean capaces de dar crédito a sus clientes. El incentivo más grande creo que es la ley.

¿Cómo se encuentra actualmente el mercado solar térmico en la Argentina?

Desde mi humilde entender, el mercado, desde el punto de vista de la demanda, ha tenido hasta hace muy poco su foco en la resolución de problemas, como por ejemplo la no disponibilidad de energía para lugares aislados.

Argentina tiene un gran mercado estructural para resolver problemas de disponibilidad de energía, y es donde trabajamos la mayoría de los oferentes.

Con el cambio tarifario, lógicamente se sumó un nuevo mercado en donde se analiza una alternativa a la forma de consumir la energía (donde hay), por cuestiones estrictamente monetarias.

Desde el punto de vista de la oferta, se han multiplicado las empresas de producto (sobre todo importación) y no así de instalación y correcta puesta en marcha, porque lógicamente tienen distintas curvas de aprendizaje.

A mi juicio, esta diferencia de tasas de crecimiento de la oferta quizás sea bueno, porque, como mercado, se debe superar la etapa de productos malos.

La sobreoferta y las relaciones comerciales a largo plazo, permiten elegir mejor calidad y mejor precio. Si a esto se le suma una Ley solar térmica, el mercado podrá evolucionar de manera seria.

Recientemente un equipo de trabajo en el que usted participó elaboró una serie de guías abiertas al público sobre Energía Solar Térmica. ¿Qué los motivó a realizar esos documentos y cuál es el objetivo de ello?

Los manuales son documentos muy importantes no solo desde el punto de vista formativo, sino como referencia para las normativas de todos los niveles y también como vara de buenas prácticas.

Lo mismo sucedió con los pliegos de condiciones técnicas de energías solares de casos de países vecinos y de España, por ejemplo.

Particularmente he tenido el orgullo de participar, más precisamente en la “guía del recurso solar” (ver en línea), utilizando los resultados de mi trabajo de tesis, dirigida por Christian Navntoft, de la maestría de Energías Renovables de la UTN, y con la colaboración de María Paz Cristófalo, desde la subsecretaría de Energías Renovables.

La guía tiene varios objetivos:

1) La utilización de una herramienta gráfica “discos de irradiación” para valorar pérdidas porcentuales por orientación e inclinación rápidamente y verificar si está dentro de límites que luego establezcan las posibles normativas.

2) la valoración de la irradiación en el plano de captación para cualquier lugar de la argentina y finalmente

3) la valoración de las sombras, un tema que se deja de lado siempre, y la sombra es “La NO energía Solar” tan importante, como el recurso disponible. No tener en cuenta este último punto, anula toda precisión que se desee tener en los otros items.


Por: Guido Gubinelli
Fuente: Energía Estratégica

comentarios proporcionados por Disqus

Productos destacados