Sobre los televisores

Sobre los televisores

¿Qué significa Smart TV?

Un Smart TV es un televisor con un sistema operativo que permite conectarse a Internet y hacer uso de diferentes aplicaciones (tales como Youtube, Netflix, Noticias, etc). De acuerdo a la marca y el país donde te encuentres, se puede tener acceso a diferentes aplicaciones o contenidos.

Entre otras funciones, las aplicaciones permiten:

Ver el contenido almacenado en otros dispositivos (discos duros, memorias USB, ordenadores, teléfonos móviles, etc.)
Acceso a música y videos online
Acceso a redes sociales
Navegar por internet, etc.

De esta forma, los Smart TV realizan muchas de las tareas que desempeña una computadora.

Los televisores tradicionales sólo permiten ver la señal de televisión (de aire o de cable). Si bien algunos modelos disponen de puerto ethernet y/o conexión wifi, estos únicamente pueden conectarse a la red local (LAN) o a Internet, encontrándose limitados por el software.

Tipos de pantalla

Al hablar de Smart TV se hace referencia a un televisor con sistema operativo, por otra parte, LED o LCD son tipos de pantallas. A continuación se listan algunas de las tecnologías más usadas en la fabricación de televisores:

  • Un panel Plasma está formado por dos cristales, en cuyo interior se encuentran un número de celdas (compartimientos) que contienen una mezcla de gases nobles (Neón y Xenón en general). Al pasar una corriente eléctrica, los gases se convierten plasma y comienzan a generar luz.
    Se trata ya de una tecnología antigua.
  • Las pantallas LCD (Liquid Cristal Display) están formadas por un determinado número de píxeles, rellenos con moléculas de cristal líquido. Estas moléculas de cristal líquido permiten el paso de mayor o menor cantidad de luz, según el estímulo eléctrico que reciben. De esta forma, las imágenes pueden generarse colocando una fuente de luz tras el panel LCD (sistema de retroiluminación).
    Los televisores LCD pueden clasificarse de acuerdo al tipo de retroiluminación que posean:
    • LCD- CCFL (o simplemente LCD): utilizan un panel tipo LCD, retroiluminados por lámparas fluorescentes de cátodo frío (Cold Cathode Fluorescent Lamps o CCFL). Estas lámparas emiten únicamente luz blanca, por lo que no se obtiene una buena regulación de los brillos y resulta en un alto consumo de energía.
      La siguiente figura esquematiza las diferentes partes de este tipo de pantalla:

    • LCD- LED (o simplemente LED): utilizan un panel tipo LCD, retroiluminados por lámparas LED (diodo emisor de luz). Las LED emiten luz coloreada, permitiendo un mejor contraste de colores y disminuyendo el consumo de energía.
      La siguiente figura esquematiza las diferentes partes de este tipo de pantalla

    • En algunos modelos LCD-LED, la iluminación puede provenir desde los laterales de la pantalla, en vez de la parte posterior. Esta tecnología se conoce como EDGE LED y permite la fabricación de pantallas muy delgadas.
      La siguiente figura esquematiza las diferentes partes de este tipo de pantalla:

  • En el caso de las pantallas OLED (diodo orgánico de emisión de luz), cada píxel contiene una capa con ciertos compuestos orgánicos. Al transmitir una corriente eléctrica, los mismos reaccionan produciendo luz.
    En este tipo de pantallas, cada píxel produce su propia luz, por lo que no es necesario complementar con un sistema de retroiluminación.
    • Ventajas: pantallas más delgadas con menor consumo energético (puesto que no se utiliza un sistema de retroiluminación), y mayor brillo y contraste.
    • Desventajas: tiempos de vida cortos (debido a la degradación de los componentes orgánicos en los píxeles) y dificultad para reciclar algunos de los componentes utilizados en la fabricación de estas pantallas
  • Los paneles QLED (Quantum Dot Light Emitting Diode) utilizan un sistema de retroiluminación LED tradicional, con la posibilidad de ajustar la luz emitida a cada píxel, utilizando diferentes frecuencias de emisión.

Calidad de imagen

Resolución

La resolución de pantalla refiere al número de píxeles que puede ser mostrado (en general, cuanta mayor resolución, mejor se verá la imagen). Por convención, este valor se describe como el producto entre el número de columnas y filas de píxeles (así, una resolución de 1920x1080 significa que la pantalla puede mostrar 1920 píxeles a lo ancho y 1080 a lo alto).

Históricamente, los televisores utilizan la vertical para describir la resolución. Así, para un modelo 1080p tipo pantalla plana (proporción 16x9), la resolución resulta de 1920x1080.

La siguiente tabla muestra algunas de las resoluciones más frecuentes utilizadas en las diferentes pantallas:



Tipo de píxeles

Normalmente cada píxel está formado por tres subpíxeles RGB (rojo, verde y azul), unidos uno al lado del otro. Sin embargo, en algunos televisores, uno de cada tres subpíxeles es sustituido por uno de color blanco, RGBW, resultando en un resolución final menor.